cataplana algarve

Cataplana y platos típicos del Algarve

La cataplana de marisco es el plato típico del Algarve y es muy habitual de encontrar en los restaurantes de cualquier ciudad de la costa algarvía, sobre todo en aquellas que han conseguido conservar un estilo de vida menos turístico, como es el caso de Tavira.

La cataplana es un guiso de pescado o marisco -se puede hacer también con carne, aunque no es lo más típico-, que puede llevar también algún tipo de guarnición, cocinado al vapor en un recipiente de cobre llamado cataplana, que da el nombre al plato. Esta cataplana recuerda por su forma a una concha, ya que está compuesto de dos partes de forma redondeada, unidas en un punto y que, posteriormente, se juntan y se fijan para que quede cerrado y el guiso se prepare con el vapor del agua o caldo que se ha añadido.

El hecho de que las cataplanas sean un artículo habitual de encontrar en los escaparates de las tiendas de artículos para el hogar en ciudades grandes como Faro o Portimao, supone también que es relativamente frecuente en la cocina de los residentes algarvíos.

Cataplana típica del Algarve

Cataplana típica del Algarve

Los pueblos y ciudades de la costa menos frecuentados por el turismo de masas -especialmente Tavira y Olhao, que tienen una gran tradición de pescados y mariscos y dedican sendos festivales gastronómicos al pescado y al marisco a lo largo del año- son los mejores para disfrutar de la cataplana. En Tavira, por ejemplo, hay una zona de restaurantes donde es la especialidad principal en la Rua Dr. José Pires Padinha, junto a la orilla oeste del río Gilao. También forma parte habitual de la carta y los menús del día de restaurantes de todo tipo en ciudades como Faro, Portimao o Lagos.

A la hora de comer hay que distinguir, eso sí, entre las zonas con más turismo de sol y playa; donde hay bastantes restaurantes destinados a los turistas que mezclan en sus cartas platos portugueses con especialidades internacionales -especialmente en Albufeira, Quarteira y en menor medida en Lagos- y las zonas con un turismo menos masivo y con presencia habitual de pequeños restaurantes y snack-bar con platos del día, baratos y donde la comida es casi al 100% portuguesa.

Más allá de la cataplana

En estos últimos, la cataplana es un prato frecuente, pero no es lo único. Hay también mucha tradición de carnes y pescados a la parrila y, sobre todo cuando el tiempo acompaña, es habitual encontrar lugares donde se preparan estos platos al aire libre, con el olor inconfundible de la parrilladas de carnes o pescados. Los restaurantes de la Isla de Tavira, junto a la playa, o mi favorita Taberna Modesto de Faro, son lugares excelentes para probarlas.

Eso, al menos, en lo que se refiere a la costa, que es la parte más conocida del Algarve. El interior, el gran desconocido para los turistas que visitan la región, ofrece fantásticas oportunidades para probar productos cárnicos y embutidos, ya que hay tradición de ganado porcino en la zona. Los festivales gastronómicos de ciudades como Monchique -la más importante de la sierra del mismo nombre- presentan unos productos y unos platos muy diferentes a los de las ciudades de la costa.

Por lo general, en Portugal las comidas son más fuertes y pesadas cuanto más al norte del país nos encontremos. En la costa del Algarve, no hay tanta tradición de guisos como en la zona norte del país -incluso la cataplana, preparada al vapor, resulta muy ligera para la digestión-. Sopas como el caldo verde casi brillan por su ausencia y otros productos típicos del país, como el bacalao, se preparan generalmente de una forma más ligera -me sorprendió, por ejemplo, encontrar frecuentemente ensaladas de bacalao con garbanzos en los menús de restaurantes económicos y de precio medio-.

No obstante, en la zona serrana de Monchique, con inviernos fríos, sí que nos encontramos más guisos a base de carne y verduras, más contundentes y adecuados al clima de esta parte del Algarve.

Además, la economía de la zona costera de la región estuvo durante décadas ligada a la industria conservera de pescado, por lo que este tipo de productos del mar siguen estando presentes en la dieta de los algarvíos. Para quien quiera saber algo más sobre esta industria alimentaria, recomiendo especialmente que visite el Museo de Portimao, ubicado en la reformada fábrica de conservas de la ciudad, donde una parte recrea el funcionamiento de la antigua factoría.

Artículos más recientes

restaurantes baratos algarve

Restaurantes buenos, bonitos y baratos en el Algarve

La gastronomía del Algarve es amplia y variada. En nuestros recientes viajes a la región hemos tenido la oportunidad de comprobarlo en persona y hoy queremos compartir con vosotros cinco restaurantes de cinco ciudades diferentes de la región donde comimos bien y por precios razonables.

cataplana algarve

Cataplana y platos típicos del Algarve

La cataplana de marisco es el plato típico del Algarve y es muy habitual de encontrar en los restaurantes de cualquier ciudad de la costa algarvía, sobre todo en aquellas que han conseguido conservar un estilo de vida menos turístico, como es el caso de Tavira.

olhao

Qué ver en Olhao

Olhao no suele ser la localidad del Algarve donde paren más turistas. Sin embargo, hay algo en esta pequeña ciudad que llama la atención: representa con total precisión la imagen mental que tengo sobre cómo sería un Algarve sin turismo masivo.