viajar al algarve

Consejos prácticos para la estancia en el Algarve

No tendrás muchas diferencias culturales o grandes problemas de adaptación cuando vayas a hacer turismo al Algarve. No obstante, la región tiene algunas particularidades especiales que seguro que te vendrá bien conocer antes de tu viaje.

· Disponer de coche en la región puede ser muy útil dependiendo de donde este el alojamiento y las ganas que haya de conocer las ciudades o playas vecinas. Si se quiere visitar el interior, las playas de la Costa Vicentina, Sagres o el Cabo de San Vicente, se hace casi obligatorio. También si uno esta alojado en alguno de los complejos hoteleros aislados de las ciudades y con mala comunicación con transporte publico. En ciudades como Faro, Lagos, Olhao, Tavira o Portimao, la comunicación con otras ciudades -tanto por ferrocarril, como por autobús-, es bastante buena. En otros casos, como Albufeira, Quarteira, Vilamoura o Loule, el autobús es el único medio de transporte que funciona aceptablemente.

· En la principal autopista del Algarve está funcionando desde hace algún tiempo un sistema de pago electrónico de peajes. Ojo al circular por ella. Que no haya cabinas de pago, no quiere decir que no sea una autopista de peaje y os podéis arriesgar a una multa si no pagáis. En algunos puntos de la autopista hay cámaras que grabarán vuestra matrícula. Si vas con un coche de matrícula extranjera te puedes arriesgar a que te paren o no, pero si vas con un coche de alquiler la multa llegará tarde o temprano a la empresa. Para saber dónde y cómo se paga, en este artículo podréis encontrar información interesante.

· Si se van a visitar otras ciudades en transporte público, sobre todo en autobús, es mejor hacerlo entre semana y por la mañana. Por la tarde, la mayoría de los servicios interurbanos acaba a una hora relativamente temprana y, durante los fines de semana, el numero de estos se reduce bastante. No esta mal tener el tren como plan B, ya que en algunos trayectos también circula hasta cerca de la medianoche-. Descarga e imprime un horario de la página de los ferrocarriles portugueses o pide uno en las taquillas de las estaciones.

· Es difícil huir del ambiente turístico general que impregna la región, pero -aunque nunca se puede del todo-, en algunos lugares conviene intentar mezclarse con la vida diaria de la población si se quiere tener una cierta experiencia portuguesa. Entre las ciudades menos turísticas, destacan Faro, Loule, Portimao y parte de Olhao.

SIlves Algarve

Silves es un pueblo muy tradicional dentro del Algarve.

· Es interesante, a la hora de reservar alojamiento y preparar el plan de viaje, pensar en qué tipo de estancia y de ocio buscamos, ya que cada ciudad tiene un carácter propio. Albufeira es el destino predilecto para quien busque sol, playa y bebida, sin ningún tipo de pretensión más. Quarteira y Vilamoura se mueven en un sentido parecido. Lagos recibe muchos turistas y tiene una amplia vida nocturna, pero la vida no esta tan enfocada a la playa y los locales de hostelería son mas pequeños, menos estridentes a la vista e intentan fusionarse bien con el entorno, si bien no renuncia a la vida nocturna y al ocio juvenil. Tavira tiene un ambiente mucho mas tranquilo, que la hace ideal para un turismo de mediana edad. Faro es, principalmente, una ciudad de paso, pero con un centro histórico atractivo.

· El idioma no suele ser un problema. El Algarve es una región turística y están acostumbrados a que el negocio les haga tener que comunicarse en otros idiomas. Por lo general, se entiende y se habla español, aunque no esta de más utilizar alguna palabra en portugués como gesto de buena voluntad, mas que nada (“obrigado” u “obrigada”- que quiere decir “gracias” dependiendo de si lo dice un hombre o una mujer- es un buen comienzo).

· Fuera de la principal temporada turística -de julio a principios de septiembre- el Algarve pierde muchos visitantes. Es el momento en el que se puede disfrutar más de la tranquilidad de la región, al ser los turistas menos en número y de mayor edad, pero también supone que determinados servicios turísticos se suspendan o no se presten con la misma frecuencia. Los ejemplos más claros son, posiblemente, los barcos que hacen el recorrido entre las ciudades y las playas, sobre todo en la zona de la Ría Formosa.

· Cuidado con el viento en las playas. Muchas de ellas son muy abiertas y, si el viento sopla fuerte, puede hacer muy incomodo pasar un día de playa.

Albufeira

Albufeira es una de las grandes ciudades de playa en el Algarve.

· En algunas ciudades, sobre todo en Lagos y algo menos en Albufeira y Faro, aparecerán en zonas turísticas puestos de empresas que hacen recorridos en barco con varios atractivos. En Faro ofrecen paseos por la Ría Formosa y, en Lagos, recorridos para ver delfines o las grutas cercanas. Cada uno de ellos tiene un vendedor intentando promocionar su paquete, pero es mejor no quedarse en el primero, sino comparar los diferentes precios, paquetes y ofertas que se ofrecen antes de reservar uno de estos recorridos.